Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate. ¿Perdiste tu email de activación?
Mayo 29, 2020, 03:32:34 am

Noticias:

Las Salas Virtuales vuelven a funcionar!

Encuesta

¿Qué nota le das al JUEGO? (lo tengo y/o he jugado con él)

0 Estrellas (muy malo, no lo juego ni de coña)
0 (0%)
1 Estrella (malo, solo lo jugaría en caso de último recurso)
0 (0%)
2 Estrellas (decente, puedo jugarlo pero prefiero otro)
2 (66.7%)
3 Estrellas (bueno, me gusta jugarlo)
1 (33.3%)
4 Estrellas (muy bueno, es una delicia jugarlo)
0 (0%)
5 Estrellas (excepcional, el no va más, me muero por jugarlo)
0 (0%)

Total de votos: 3

Autor Tema: !Si, Señor Oscuro! [RESEÑA]  (Leído 2305 veces)

elderane

  • Goblin
  • *
  • Mensajes: 7
!Si, Señor Oscuro! [RESEÑA]
« en: Enero 14, 2015, 03:59:33 pm »
¡Si, Señor Oscuro! es un divertidísimo juego de narrativa orientado al cachondeo con los amigos. En cada partida, un jugador tomará el papel del temible Señor Oscuro, y el resto harán de sus miserables esbirros. El Señor Oscuro planteará una pegrunta comprometida para los esbirros, y estos tratarán de inventar cualquier excusa para pasarle el marrón a cualquiera de sus compañeros.



Para ello, tendrán que hacer uso de sus cartas. Las cartas son simplemente ilustraciones con un nombre, sin valores ni características especiales. El jugador deberá contar una historia utilizando elementos del dibujo o el nombre de la carta, para terminar su turno usando una carta especial de "pasar el marrón" (una manita señalando) cediendo el turno a otro jugador a su elección. Este deberá continuar la narración donde la dejó su compañero, intentando desmentir su historia para pasarle el marrón a otro esbirro.



En cualquier momento un esbirro puede interrumpir la narración de un compañero con la carta especial de la mano en alto, tomando el hilo de la narración y diriguiendola a su gusto. Entre tanto, el Señor Oscuro escuchará las excusas que le cuentan sus esbirros, pudiendo interrumpirles con preguntas, o pidiendo aclaraciones, en cualquier momento. Si un esbirro titubea, tarda mucho en continuar su historia, se queda sin cartas antes de "pasar el marrón" a otro o cualquier otra cosa que el Señor Oscuro considere poco adecuada (como faltarle al respeto o que dos esbirros insistan en pasarse el marrón mutuamente ignorando al resto), le puede asignar una "Mirada Fulminante". A la tercera Mirada Fulminante que reciba un esbirro, el Señor Oscuro puede considerar que es el culpable de lo que quiera que quisieran justificar, perdiendo la partida.

El juego es un alarde de creatividad narrativa, sobre todo si se toma con mucho sentido del humor. El cachondeo puede empezar ya en el mismo momento en que el Señor Oscuro lanza su pregunta, pudiendo ser esta tan surrealista o desquiciada como se quiera, y a partir de ahí el pique y la diversión entre los jugadores está garantizado. Con sus reglas sencillas, es un juego tan apropiado para jugar una tarde entera como para rellenar huecos perdidos sin necesidad de grandes preparativos.
0