Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate. ¿Perdiste tu email de activación?
Mayo 29, 2020, 03:20:12 am

Noticias:

Las Salas Virtuales vuelven a funcionar!

Encuesta

¿Qué nota le das al JUEGO? (lo tengo y/o he jugado con él)

0 Estrellas (muy malo, no lo juego ni de coña)
0 (0%)
1 Estrella (malo, solo lo jugaría en caso de último recurso)
1 (100%)
2 Estrellas (decente, puedo jugarlo pero prefiero otro)
0 (0%)
3 Estrellas (bueno, me gusta jugarlo)
0 (0%)
4 Estrellas (muy bueno, es una delicia jugarlo)
0 (0%)
5 Estrellas (excepcional, el no va más, me muero por jugarlo)
0 (0%)

Total de votos: 1

Autor Tema: Mistery Rummy - Jack el Destripador [RESEÑA]  (Leído 1541 veces)

elderane

  • Goblin
  • *
  • Mensajes: 7
Mistery Rummy - Jack el Destripador [RESEÑA]
« en: Enero 12, 2015, 12:52:50 pm »
El Rummy (o RummyKub) es un sencillo juego en que los jugadores tienen que combinar números y colores para ser el primero en quidarse sin piezas, muy adecuado para romperse la cabeza con los amigos. Con esa idea en la cabeza, y añadiendole un componente temático y estratégico, nace la serie Mistery Rummy, de la que solo se ha publicado en español (hasta donde yo tengo conocimiento) su primera entrega dedicada a Jack el Destripador.



Si en el Rummy clásico teníamos que combinar piezas del mismo color o número, en esta versión tendremos que combinar pistas para resolver el caso. Cada pista tiene un color que indica qué sospechoso involucra, y deberemos juntar tantas pistas del mismo color como podamos. Además, añaden una serie de cartas temáticas, como escenarios de los crimenes, sospechosos, coartadas... que nos permitirán desbaratar las estrategias de nuestros adversarios y conseguir puntos para ganar la partida.



El juego termina cuando un jugador se queda sin cartas o se juega alguna de las cartas especiales "El Destripador Escapa". En ese momento, se evalúa qué sospechoso es el asesino, en base al número y valor de las cartas de pruebas jugadas en la mesa, y se realiza un recuento de puntos de las cartas de cada jugador, teniendo en cuenta que las cartas relativas al asesino cuentan doble. El jugador con más puntos gana.

Aunque el juego es sencillo y muchas cartas autoexplicativas, es curioso que las instrucciones del juego sean enrevesadas y dificiles de entender, algo que tras una primera lectura de las mismas puede tirar atrás a más de un novato. Con un poco de paciencia en la relectura de las normas de juego (o una busqueda en Internet de una explicación más sencilla) se entiende que la dinámica es simple y entretenida. Cada mano de juego nos permite una combinación distinta de pruebas y distintas estrategias, y se juegan con relativa rapidez cada una, permitiendonos encadenar manos hasta que un jugador alcance los 100 puntos (como indica el manual) o hasta que se nos caigan los ojos de sueño (más habitual).

Con una idea tan sencilla, la transformación del Rummy en un juego temático está bastante bien conseguido y nos ofrece ratos de entretenimiento ya sea para rellenar huecos lúdicos vacios de manera rápida o para dedicar una tarde entera a las investigaciones de Scottland Yard.
1